Amar lo que es o sufrir es opcional - Curso Coaching Madrid

Amar lo que es o sufrir es opcional

La empatía o cómo transmitir emociones
23 julio, 2014
Un equipo, un sistema dentro de sistemas
25 julio, 2014

Autor: Jesús Mª Martínez del Rey

Una mañana de febrero de 1986, una mujer se despertó en el suelo de un centro de rehabilitación para pacientes mentales., en una pequeña ciudad ubicada en el desierto del sur de California. Llevaba ya diez años inmersa en una fortísima depresión, que la conducía a estallidos de cólera. Dormía en el suelo. Se sentía insignificante para dormir en una cama: ”ya no existía”, confesaba.

Cuando una semana después regresó a su casa, era una mujer diferente. Se había cuestionado internamente. Había comprendido que todos sus viejos pensamientos eran falsos.

Aquella mujer tenía entonces 43 años, se había casado dos veces y tenía tres hijos. Su nombre: Byron Katie, aunque todos la llaman Katie.

El Trabajo

Una de mis aficiones consiste en visitar las librerías de segunda mano. Me siento como si estuviera explorando una isla. No es una isla solitaria, está llena de tesoros. Si emocionante es encontrarlos, no lo es menos el proceso de búsqueda, sin saber que voy a encontrar.

amar-lo-que-esNo hace muchos días, descubrí uno de esos tesoros: Amar lo que es, un libro de sesiones de Byron Katie, recopiladas por Stephen Mitchell. El título de este libro describe la experiencia de Katie: amar lo que es se convierte en algo tan natural y tan sencillo como respirar.

Katie es la creadora de lo que se conoce como El Trabajo, un proceso que consiste en responder a cuatro preguntas sobre cualquier afirmación que hagamos, particularmente aquellas que nos producen estrés. “El sufrimiento es opcional”, dice Katie. “La realidad es siempre más amable que las historias que contamos sobre ella.”

La base, por tanto, de El Trabajo es indagar en el pensamiento que está tras del sufrimiento. “O bien te apegas a tus pensamientos, o bien indagas en ellos. No hay otra opción.”

Las preguntas indagatorias son cuatro:

  1. ¿Es eso verdad?
  2. ¿Tengo la certeza absoluta de que eso es verdad?
  3. ¿Cómo reacciono cuando tengo ese pensamiento?
  4. ¿Quién sería sin ese pensamiento?

Una vez respondidas juzgando a tu prójimo, hay que invertir las respuestas. Es decir, donde has colocado el nombre de la persona sobre la que estás hablando, pon el tuyo: “los demás son tu imagen reflejada en un espejo: tu propio pensamiento que vuelve a ti.”

Este libro enseña a realizar El Trabajo por cuenta propia. Enseña a ser maestro y sanador al mismo tiempo. Sutil y profundo.

El Trabajo, estima Stephen Mitchell, guarda unas sorprendentes similitudes con el diálogo socrático, pero es de cosecha propia. Se originó en la mente de una mujer que no tenía la menor intención de dar origen a nada.

Byron Katie/Stephen Mitchell, Amar lo que es. Cuatro preguntas que pueden cambiar tu vida. Urano, 2002.