Coaching para relajarte - Curso Coaching Madrid

Coaching para relajarte

Si eres parte del problema, eres parte de la solución
24 marzo, 2015
Valores, nuestra mejor inversión
30 marzo, 2015
El inicio de la primavera puede marcar un punto de inflexión en la rutina cotidiana puesto que el inicio de una nueva etapa es un momento propicio para reflexionar posibles cambios que pueden sumar bienestar emocional. La prisa y la presión por los resultados marcan un enorme peso emocional para aquellas personas que sufren estrés y ansiedad. Todo ser humano debe cuidar de su salud emocional a través de gestos sencillos como buscar la paz interior. ¿Cómo relajarte? 1. Organiza una excursión durante el fin de semana a un destino cercano a tu casa y anímate a realizar el trayecto en bicicleta. Es positivo tener un plan B para que, en caso de que haga mal tiempo y no puedas realizar esta escapada, disfrutes igualmente de un sábado estupendo. Por ejemplo, puedes echar un vistazo a la cartelera de cine para elegir una película. 2. No hay nada como iniciar la jornada como un desayuno saludable y disfrutar del mismo con tranquilidad. Puedes poner el despertador diez minutos antes de lo habitual para ganarle la batalla al reloj desde el inicio del día. 3. Un abrazo es una demostración de cariño que resulta de los más relajante ya que aporta autoestima. Además, ayuda a reducir posibles bloqueos emocionales. 4. Encontrar espacio para la pereza de no hacer absolutamente nada en ciertos momentos también es un medio de relajación esencial en una sociedad en la que la presión por el resultado lleva a muchas personas a confundir la felicidad con la ocupación constante. 5. Evita interrupciones en aquellos momentos en los que quieres estar a solas contigo mismo o te apetece charlar con otra persona. Las interrupciones dificultan la atención y la concentración. 6. Evita la tendencia de hacer más de una cosa a la vez. Comienza una tarea tras otra. No irás más despacio puesto que lo que importa es tener una buena organización pero además, te sentirás mejor.

El inicio de la primavera puede marcar un punto de inflexión en la rutina cotidiana puesto que el inicio de una nueva etapa es un momento propicio para reflexionar posibles cambios que pueden sumar bienestar emocional. La prisa y la presión por los resultados marcan un enorme peso emocional para aquellas personas que sufren estrés y ansiedad. Todo ser humano debe cuidar de su salud emocional a través de gestos sencillos como buscar la paz interior. ¿Cómo relajarte?  1. Organiza una excursión durante el fin de semana a un destino cercano a tu casa y anímate a realizar el trayecto en bicicleta. Es positivo tener un plan B para que, en caso de que haga mal tiempo y no puedas realizar esta escapada, disfrutes igualmente de un sábado estupendo. Por ejemplo, puedes echar un vistazo a la cartelera de cine para elegir una película.  2. No hay nada como iniciar la jornada como un desayuno saludable y disfrutar del mismo con tranquilidad. Puedes poner el despertador diez minutos antes de lo habitual para ganarle la batalla al reloj desde el inicio del día.  3. Un abrazo es una demostración de cariño que resulta de los más relajante ya que aporta autoestima. Además, ayuda a reducir posibles bloqueos emocionales.  4. Encontrar espacio para la pereza de no hacer absolutamente nada en ciertos momentos también es un medio de relajación esencial en una sociedad en la que la presión por el resultado lleva a muchas personas a confundir la felicidad con la ocupación constante.  5. Evita interrupciones en aquellos momentos en los que quieres estar a solas contigo mismo o te apetece charlar con otra persona. Las interrupciones dificultan la atención y la concentración. 6. Evita la tendencia de hacer más de una cosa a la vez. Comienza una tarea tras otra. No irás más despacio puesto que lo que importa es tener una buena organización pero además, te sentirás mejor.

El inicio de la primavera puede marcar un punto de inflexión en la rutina cotidiana puesto que el inicio de una nueva etapa es un momento propicio para reflexionar sobre posibles cambios que pueden sumar bienestar emocional. La prisa y la presión por los resultados marcan un enorme peso emocional para aquellas personas que sufren estrés y ansiedad. Todo ser humano debe cuidar de su salud emocional a través de gestos sencillos como buscar la paz interior. ¿Cómo relajarte?

1. Organiza una excursión durante el fin de semana a un destino cercano a tu casa y anímate a realizar el trayecto en bicicleta. Es positivo tener un plan B para que, en caso de que haga mal tiempo y no puedas realizar esta escapada, disfrutes igualmente de un sábado estupendo. Por ejemplo, puedes echar un vistazo a la cartelera de cine para elegir una película.

2. No hay nada como iniciar la jornada como un desayuno saludable y disfrutar del mismo con tranquilidad. Puedes poner el despertador diez minutos antes de lo habitual para ganarle la batalla al reloj desde el inicio del día.

3. Un abrazo es una demostración de cariño que resulta de los más relajante ya que aporta autoestima. Además, ayuda a reducir posibles bloqueos emocionales.

4. Encontrar espacio para la pereza de no hacer absolutamente nada en ciertos momentos también es un medio de relajación esencial en una sociedad en la que la presión por el resultado lleva a muchas personas a confundir la felicidad con la ocupación constante.

5. Evita interrupciones en aquellos momentos en los que quieres estar a solas contigo mismo o te apetece charlar con otra persona. Las interrupciones dificultan la atención y la concentración.

6. Evita la tendencia de hacer más de una cosa a la vez. Comienza una tarea tras otra. No irás más despacio puesto que lo que importa es tener una buena organización pero además, te sentirás mejor. Querer abarcar más de lo posible es un signo contrario a la inteligencia emocional ya que todo ser humano debe reconocer sus propios límites para poder conocer también cuáles son sus potencialidades.

7. Disfruta de los paisajes primaverales como un auténtico espectáculo lleno de belleza que potencia la contemplación estética.