Coaching para tomar decisiones difíciles - Curso Coaching Madrid

Coaching para tomar decisiones difíciles

Cómo tener optimismo en el desempleo
Cómo tener optimismo en el desempleo
3 noviembre, 2012
Coaching para encontrar tu vocación profesional
18 noviembre, 2012
Coaching para tomar decisiones difíciles

Coaching para tomar decisiones difíciles

La toma de decisiones puede llegar a bloquear a muchas personas dependiendo de la importancia de dicha decisión. Sin duda, cualquier persona está entrenada en su día a día a la hora de elegir, sin embargo, existen elecciones a las que, no le damos la importancia que realmente tienen por ser rutinarias. La dificultad en la toma de decisiones es un problema que puede limitar tu potencial en el ámbito laboral y también, en el personal. ¿Qué hacer en ese caso?

1. En primer lugar, anímate a descubrir la verdad que está dentro de ti a través de un proceso de coaching.

2. No te engañes a ti mismo, seguramente, dentro de ti ya tienes claros indicios del camino que quieres tomar. ¿Qué grado de motivación tienes para llevar a cabo esa decisión? Querer es poder. Por tanto, deja de ponerte excusas a ti mismo y toma las riendas de tu vida.

3. Apuesta por una elección al cien por cien. Una vez que has tomado una decisión sigue por ese camino, no mires hacia atrás. Deja de preguntarte: ¿Me habré equivocado? ¿Qué hubiese pasado en caso de elegir otra alternativa? Recuerda que, en la vida, lo más importante es el presente, por tanto, deja de lado otras hipótesis.

4. Deja de lado el exceso de perfeccionismo. El hecho de querer tomar la mejor decisión puede llegar a bloquearte. Por ello, ten en cuenta que es posible aprender de los errores y que en caso de equivocarte, puedes volver a reflexionar para corregir tus pasos. No te preocupes por aquello que otras personas puedan pensar de ti porque el único criterio a tener en cuenta es el que hay dentro de ti.

5. A la hora de tomar decisiones importantes, sé sincero contigo mismo, no te engañes.

6. Analiza también las consecuencias, recuerda que cada acción tiene unos efectos que como persona responsable desde un punto de vista emocional, debes asumir.

7. Tómate todo el tiempo que necesites a la hora de pensar en un tema que te afecta. Pero si en dos semanas no has tomado la decisión, entonces, márcate un plazo y decídete ya. Por supuesto, existen excepciones, dependiendo del tipo de asunto a resolver puede ser necesario más margen de tiempo.

8. Comparte tus dudas y tus inquietudes con personas de tu confianza con las que sabes que puedes hablar desde el corazón.

Imagen: Rincón de Psicología