Cómo acabar con el autosabotaje - Curso Coaching Madrid

Cómo acabar con el autosabotaje

Entrevista a Gon Campos. Coach de adolescentes, ex-alumno y colaborador de D’arte
14 marzo, 2014
De mayor quiero ser mayor
19 marzo, 2014

Cómo acabar con el autosabotaje

Durante un proceso de coaching, cuando una persona quiere lograr un objetivo, descubre que existen dos tipos de límites que le separan del objetivo. Por una parte, se enfrena a barreras externas que una vez que son identificadas se pueden salvar con un plan de acción concreto. Sin embargo, existe otro tipo de límite que es aquel que está en la mente de quien se envía a sí mismo pensamientos negativos del tipo  “no soy suficientemente bueno para esto”,   “no tengo tiempo”,  “no merece la pena el esfuerzo”…

Este tipo de ideas irracionales son excusas que nos damos a nosotros mismos para protegernos, en apariencia, de posibles peligros. Sin embargo, lejos de ser una protección, este tipo de ideas son un límite para la superación personal. Son ideas que minimizan nuestras cualidades y talentos a pesar de que las utilizamos para defendernos del miedo a volver a fracasar, del temor al qué dirán, del miedo a las críticas…

¿Cómo acabar con esos frenos que no son más que excusas para no salir de la zona de confort?

1. Anímate a ir un paso por delante de tus miedos para descubrir qué hay al otro lado.

2. Haz oídos sordos a ese tipo de creencias de una forma consciente. El primer paso para lograrlo es actuar con indiferencia ante este tipo de pensamientos que son muy humanos pero también, muy dañinos. Para ello, racionaliza tus ideas de una forma objetiva. ¿Qué es lo que puede pasar en caso de que no cumplas tus metas?

3. Este tipo de ideas negativas dañan poco a poco nuestra autoestima y nuestra capacidad de confianza. Por ello, tenemos que corregir estos mensajes negativos con ideas positivas que podemos escribir en un papel.

4.  Conviene analizar la causa que existe detrás del sabotaje interno ya que en ocasiones, este puede darse porque existe un miedo a conseguir aquello que se desea. En ese caso, conviene revisar las creencias que se esconden detrás de la noción de éxito.

Anímate a adoptar el rol de protagonista de tu vida. Una cosa es ser prudente y otra, muy distinta, dejar de hacer un montón de cosas por miedo.

Foto – Salud180