Cómo combatir el estrés en 2015 - Curso Coaching Madrid

Cómo combatir el estrés en 2015

LLena tus eventos
19 enero, 2015
Cómo causar una buena primera impresión en la entrevista de trabajo
27 enero, 2015

Cómo combatir el estrés en 2015

El estrés es un sentimiento natural, sin embargo, en el inicio de un nuevo año es una buena oportunidad para reflexionar sobre el estilo de vida con el objetivo de hacer cambios saludables que permitan una mejor gestión del tiempo. ¿Cómo prevenir el estrés en el inicio de 2015?

1. Establecer relaciones personales sólidas es un buen tip a modo de resiliencia para contar con puntos de apoyo en el día a día. Por ejemplo, la conversación con un amigo se convierte en una terapia de bienestar para canalizar la ira tras un enfado. En ocasiones, la falta de tiempo vinculada con el plano laboral es la excusa que algunas personas se ponen a sí mismas para no compartir tanto tiempo de ocio como desearían con sus amistades. En la balanza de la felicidad, es adecuado que exista un equilibrio entre trabajo y tiempo de ocio.

2. Ante un sentimiento de estrés, la forma de pensar también cambia. En este tipo de vivencias es indispensable recordar que el estrés es temporal, tiene principio y final. Es saludable no tomar decisiones importantes en un momento de mucha presión porque la percepción que una persona tiene de la realidad también cambia en función de cómo se siente.

3. Cierra los ojos durante unos minutos y respira profudamente para tomar aire. Del mismo modo, puedes salir a caminar y pasear a buen ritmo por una zona verde de tu ciudad.

4. Para tener un control sobre las emociones también es aconsejable identificar las causas concretas del estrés. No se trata de evitar esas situaciones estresantes sino de cambiar de actitud ante estas vivencias.

5. El exceso de ocupaciones conduce a algunas personas al deseo de querer hacer más de una cosa al mismo tiempo. Puedes marcarte la pauta de atender las tareas una a una.

6. Busca espacios de relax y de tranquilidad en tu vida. Por ejemplo, conviene crear un espacio de bienestar en torno a la hora de la comida y de la cena. En ese caso, puedes marcarte la norma de no atender al teléfono móvil en estos momentos.

7. Presta más atención a aquellas personas con las que tienes una buena conexión emocional y resta espacio en tu vida a quienes son motivo de disgusto frecuente. En ocasiones, no existe simpatía entre dos personas y conviene vivir este tipo de diferencias con naturalidad sin pretender ser del agrado de todos.

Foto – Nutricionistas Perú