Cómo dejar de estar anclado en la negatividad - Curso Coaching Madrid

Cómo dejar de estar anclado en la negatividad

Un futuro lleno de oportunidades: Informe de ICF (2013) sobre el coaching en las organizaciones
18 febrero, 2014
Diez tips para ser asertivo
25 febrero, 2014

Cómo dejar de estar anclado en la negatividad

La negatividad puede atraparnos como una burbuja envolvente siempre que nosotros queramos. Es decir, tenemos recursos suficientes para superar la barrera del pensamiento negativo con fuerza de voluntad y conciencia. La conciencia es la capacidad que nos ayuda a pararnos a pensar y a reflexionar sobre nuestros actos. ¿Cómo dejar de estar anclado en la negatividad?

1. En primer lugar, dedica más tiempo en tu vida a hacer las cosas que verdaderamente te gustan.

2. Piensa menos y siente más.

3. Disfruta de la belleza natural que te rodea. Contempla la inmensidad de las noches de luna llena. Mira al frente en vez de caminar mirando al suelo.

4. Haz cambios en tu vida. Si no te gusta tu trabajo, entonces, no te estanques. Todo cambio requiere un plan de acción previo y esfuerzo. Pero si crees en ti puedes conseguir aquello que te propongas.

5. Recuerda con más frecuencia tu niñez a través de hábitos sencillos como los juegos. También puedes echar un vistazo al álbum de fotos de tu niñez o quedar con tus amigos de aquella etapa para compartir anécdotas y pasar un buen rato.

6. Aprende a escuchar las señales de tu cuerpo para escuchar a tiempo los efectos de la negatividad. Por ejemplo, puedes desconectar de todo y refugiarte en un espacio que sea solo para ti.

7. Pasa menos tiempo frente a la televisión y acude con más frecuencia al cine. Escucha más música cada día.

8. Comienza el día sin prisa porque la forma en la que empiezas la jornada te condiciona de una forma negativa. Para ello, disfruta de una buena ducha a primera hora de la mañana y de un buen desayuno. Mastica los alimentos con calma. Saborea lo que tomas.

9. Puede que la vida no sea tal y como tú quieres que sea, sin embargo, sufres más cuando le das la espalda a tu realidad. Anímate a conquistar tus sueños y a soñar despierto porque si crees de verdad en algo y trabajas por ello, se puede hacer realidad.

10. Nadie nace siendo pesimista o negativo. Por tanto, está en tu mano cambiar, abandonar la línea de la queja y avanzar.

Foto – Guapa al instante