Cómo llevarte mejor con alguien que te cae mal - Curso Coaching Madrid

Cómo llevarte mejor con alguien que te cae mal

El coaching ya tiene su novela: La chica de los ojos color de mi piscina
1 julio, 2014
Coaching para vivir mejor
5 julio, 2014

Cómo llevarte mejor con alguien que te cae mal

En la vida nos vemos obligados por circunstancias externas a relacionarnos con frecuencia con personas con las que no nos llevamos del todo bien. Lo saludable es que este tipo de casos sean una excepción a la norma porque en el caso de que una persona tenga muchos conflictos con los demás, es aconsejable que medite sobre qué parte de responsabilidad tiene en el tema. Cuando se trata de algo puntual, entonces, conviene recordar que las relaciones personales también son una cuestión de afinidad, es decir, puede existir una conexión mutua o por el contrario, no darse ningún tipo de afinidad.

Es posible que en el ámbito laboral o incluso en el ámbito familiar coincidas con frecuencia con alguien con quien no existe química.

¿Cómo llevarte mejor con alguien que te cae mal?

1. En primer lugar, es importante no hacer de algo natural un problema porque entonces, dramatizas la situación y distorsionas la realidad. Afronta con naturalidad la ley de las relaciones personales que surge de tener más afinidad con unas personas que con otras.

2. Realiza el ejercicio consciente de poner tu atención en las virtudes de la otra persona y no en sus defectos. No importa que logres ver pocas virtudes, lo importante es que nos pierdas la perspectiva objetiva de la realidad. Incluso las personas con las que no tienes ningún tipo de afinidad, son muy valiosas y tienen muchos talentos.

3. Date la oportunidad de cambiar de opinión. Puede que ni siquiera conozcas de verdad a la otra persona y le estés juzgando a partir de una impresión personal. ¿Cuántas veces te has llevado una grata sorpresa con alguien a quien habías etiquetado previamente en un concepto equivocado?

4. En ocasiones, cuando no soportamos algo en otra persona tenemos que valorar la posibilidad de que eso que nos molesta en el otro sea un reflejo de algo que vemos en nosotros mismos.

5. Asume qué puedes esperar de esa relación para no frustrate poniendo unas expectativas equivocadas. Acepta la relación tal y como es.

6. Para acortar la distancia interpersonal con alguien que te cae mal es muy importante que no recurras a la queja como método de diálogo. Al contrario, muestra cierto interés por los temas de tu interlocutor. De esta forma, alimentas su autoestima y su valía personal. Recuerda que tú no puedes cambiar a los demás pero en cambio, lo que sí puedes hacer es mejorar tú y seguir creciendo.

Foto – Estivi