Cómo potenciar el talento de otra persona - Curso Coaching Madrid

Cómo potenciar el talento de otra persona

La Universidad Rey Juan Carlos lleva a Valladolid y Zaragoza el Título de Especialista en Coaching, Inteligencia Emocional y PNL
8 septiembre, 2014
2+2=6
10 septiembre, 2014

Cómo potenciar el talento de otra persona

Creer en el talento propio es muy importante, sin embargo, creer en el talento de los demás también lo es. Cada ser humano puede ser luz en su entorno, crear esperanza a través de sus acciones. Existen profesionales que tienen una gran influencia al potenciar el talento de otra persona, por ejemplo, los docentes. Sin embargo, todo ser humano, desde su posición, puede construir esperanza en la vida de otra persona.

¿Cómo puedes potenciar el talento ajeno?

1. En primer lugar, conviene evitar hacer comparaciones entre dos personas porque mientras que dos objetos basados en su utilidad pueden compararse entre sí, por el contrario, dos personas únicas e irrepetibles, únicas en su dignidad, no son comparables entre sí.

2. Existe un error muy humano pero que produce efectos negativos a largo plazo. El error de criticar un fallo y no elogiar una actitud positiva en el otro, conduce al interlocutor a recibir un mensaje negativo. Existen jefes que tristemente solo hablan con sus empleados cuando han cometido un error. ¡Aprende a valorar lo bueno! Tanto en ti mismo como en los demás. Sé generoso en la demostración de caricias positivas. Reconocer el potencial de otro ser humano es una actitud de inteligencia emocional.

3. Para potenciar el talento en otra persona también es importante hacer correcciones desde el cariño. Es decir, sé cuidadoso y potencia la empatía. Intenta hablarle al otro en la forma en que te gustaría que hablasen contigo sobre ese asunto. Siempre con respeto y actitud asertiva.

4. Sé humilde para pedir disculpas cuando consideres que te has equivocado. Nadie es perfecto pero la verdadera grandeza de un ser humano reside en poder rectificar sus errores.

5. El método pedagógico más efectivo es el ejemplo. Es decir, ser un referente para los demás. Por ello, la mejor forma de dejar una huella positiva en el otro es a través de acciones que se conviertan en actitudes valiosas que otras personas quieren emular.

Foto – El Impulso