Cómo tener una actitud vital en otoño - Curso Coaching Madrid

Cómo tener una actitud vital en otoño

Encuentra tesoros fuera de tu zona de confort
Encuentra tesoros fuera de tu zona de confort
20 octubre, 2015
Cosas de las que nos arrepentimos a final de año
Cosas de las que nos arrepentimos a final de año
3 noviembre, 2015
Cómo tener una actitud vital en otoño

Algunas personas se sienten muy vulnerables ante la influencia de las condiciones externas en su estado de ánimo. El cambio de hora del otoño marca un contraste notable respecto de los largos días de luz solar del verano y las temperaturas más bajas, también invitan a pasar más tiempo en casa. Aprender a apreciar la belleza de los matices de cada época del año es un aprendizaje de vida, al igual que también es un signo de sabiduría vital aprender a apreciar el verano, la primavera, el otoño y el invierno, conceptos que de una forma metafórica tienen su reflejo en las etapas de la propia vida.

1. Decide de una forma consciente vivir el presente de este otoño 2015 que seguro que te trae nuevos regalos emocionales si estás atento a tu realidad y tienes una disposición de apertura.

2. Visualiza tus metas de futuro y elabora un plan de acción para conectar con dos de tus objetivos más importantes. Toda meta lejana conecta con el presente a través de acciones más inmediatas. Disfruta de este proceso creativo de vivir en el presente pero conectando tu corazón con la esperanza del mañana.

3. Puedes aportar algún detalle de otoño a tu propio entorno de trabajo, por ejemplo, puedes poner un paisaje otoñal que te inspire paz como fondo de pantalla de tu ordenador. El poder de las imágenes es notable puesto que una foto comunica en sí misma.

4. De vez en cuando, disfruta de planes culturales como ir al cine, asistir al teatro, visitar un museo o ir a un concierto de música. Cada persona debe de adaptar este tipo de planes a sus intereses y también, a su presupuesto. Pero es conveniente no vincular los planes soñados únicamente con el verano.

5. Puedes comenzar con los preparativos de la próxima Navidad en cuanto a su valor emocional. Por ejemplo, puedes comenzar a elegir algunos de tus regalos. Esta idea solo es positiva si te gusta la Navidad y disfrutas con ella, si no es así, es mejor que no te adelantes en el tiempo a su comienzo.

6. Las jornadas de trabajo son largas y, en ocasiones, agotadoras. Por esta razón, hazte la vida más fácil siendo práctico y eligiendo un calzado cómodo para caminar por la ciudad y recorrer distancias.