Diez tips para ser asertivo - Curso Coaching Madrid

Diez tips para ser asertivo

Cómo dejar de estar anclado en la negatividad
18 febrero, 2014
PNL, el arte de reprogramar tu mente
25 febrero, 2014

Diez tips para ser asertivo

La asertividad es un elemento fundamental de la comunicación interpersonal en el diálogo abierto y honesto entre el yo y el tú. La apertura de la palabra implica salir de ti mismo para sumir que existen diferentes formas de interpretar la realidad. Gracias a la palabra podemos dejarnos conocer y también, podemos llegar al corazón ajeno en ese viaje tan apasionante de la empatía.

En D´Arte Formación te damos las claves para ser asertivo:

1. En primer lugar, no confundas la idea de ser sincero y decir la verdad con ser cruel en tu conversación con otra persona. Si hieres a alguien, entonces, lo más probable es que se cierre en el diálogo. Además, el respeto es fundamental en las relaciones personales.

2. El camino más directo es el más claro, por tanto, evita dar rodeos.

3. Conecta con tu corazón y expresa las cosas con cariño.

4. Evita las críticas porque bloquean a quien las recibe. Le hacen sentir atacado. En cambio, si realizas observaciones concretas aportando datos objetivos, entonces, podrá ponerse en tu lugar más fácilmente. Para ello, puedes ponerle ejemplos de situaciones.

5. Aristóteles explica que enfadarse es un acto muy humano, sin embargo, hacerlo en el modo exacto es un acto de sabios.

6. Aprende de los errores que has cometido porque la vida también es una excelente escuela de comunicación. Revisa tus actitudes, mantén tus puntos fuertes y modifica las áreas de mejora.

7. Existen palabras que siempre producen buenos resultados en una conversación cuando se pronuncian de forma sincera. Las palabras mágicas son gracias, lo siento, por favor y te quiero.

8. Evita asumir el rol pasivo en una conversación, es decir, di lo que piensas y sientes, de lo contrario, el problema seguirá ahí enquistado en el corazón. Pero el otro no lo sabrá porque no se lo has dicho.

9. No esperes que el interlocutor adivine tu pensamiento ni tú juegues a ser adivino de lo que él tiene que decirte. Simplemente, escucha.

10. Defiende tus derechos pero cumple también con tus deberes. A su vez, respeta también los derechos de tu interlocutor.

Foto – Fotolia