Empoderamiento con PNL - Curso Coaching Madrid

Empoderamiento con PNL

pnl-tomando-riendas
PNL, tomando las riendas
16 diciembre, 2019
valores-coachee
¿Cuáles son tus valores como coach?
11 febrero, 2020
master-ciencias-comportamiento-n1

¡RE-EMPODÉRATE!

Un concepto del que últimamente se habla mucho es el empoderamiento personal. Algunos pueden pensar que se trata de un término acuñado por una moda pasajera. Otros, pensamos que es de gran importancia poder tener siempre la posibilidad de realizar, cuando es necesario, un trabajo de empoderamiento personal para poder optar, permitir y conseguir todo aquello que nos propongamos en la vida.

La RAE define el término empoderar en una de sus acepciones como “Dar a alguien autoridad, influencia o conocimiento para hacer algo” Y, si nos paramos a pensar en su significado, lo cierto es que suena muy bien…

Entiendo el empoderamiento como una actitud. Desde mi punto de vista, implica recuperar nuestra confianza y nuestra fuerza, ponernos en marcha y hacer todo lo necesario para volver a contar con un adecuado poder interior. ¿Por qué digo recuperar? Porque ese poder interior habita en nosotros desde que nacemos y es el enfoque que damos a las cosas que nos ocurren, las creencias limitantes que se van apoderando de nosotros y el poder que cedemos a otras personas, entre otros motivos, los que nos llevan a mermar poco a poco nuestra fuerza interior. Ese poder que emerge desde nuestro inconsciente, lo traemos instalado “de serie”, por eso me parece adecuado utilizar el término re-empoderarse. Ya hemos estado empoderados en una ocasión, hemos nacido con todos esos recursos, por tanto, se trata simplemente de recordarlos. Y todos sabemos que la tarea de recordar es mucho más sencilla y rápida que aprender algo de nuevas, de eso no cabe la menor duda.

Y es en ese recordar recursos y en ese ayudarnos a recuperarlos donde tiene un papel muy importante la PNL, porque hace que el hecho de re-empoderarnos resulte tremendamente sencillo. La PNL nos ayuda a creer en nosotros mismos y crecer, de manera muy efectiva y definitiva.

Creo que uno de los aspectos más importantes para recuperar ese poder interior es el hecho de poder confiar plenamente en que vamos a ser capaces de lograr alcanzar aquello que nos proponemos. Y para ello, nada como tener bien claro qué es exactamente lo que queremos conseguir, qué recursos necesitamos para lograrlo, qué nos está frenando para llegar a nuestro objetivo y, fundamental, dónde estamos poniendo el foco, en lo que nos falta y nos aleja de nuestro propósito o en lo que sí tenemos que nos puede ayudar. Me parece esencial saber qué es importante para nosotros y cuán importante es.

Y, con todos esos parámetros bien definidos, la PNL se encarga del resto: se encarga de ayudarnos a crear una realidad subjetiva en nuestro cerebro con todo lujo de detalles a través de la visualización creativa, que implica, además, que se segreguen sustancias químicas en nuestro cerebro que aumentan nuestra motivación; nos ayuda también a cambiar aquellas creencias limitantes que nos desvían y alejan de nuestro foco por otras potenciadoras que nos permiten utilizar todos nuestros recursos a nuestro favor; nos permite recuperar esos recursos internos que hemos utilizado en otras ocasiones para reproducirlos en una situación específica o, si bien no los encontramos en nuestro interior, nos facilita el hecho de utilizar recursos externos, viendo quién sí los tiene y modelando esos comportamientos, porque la PNL es el modelado de la excelencia.

Nos permite creer en nosotros creando un mundo nuevo de posibilidades, eliminar de manera definitiva los “no puedo”. Nos permite pasar a la acción y generar cambios dejando atrás la queja, cambiando toda manera de pensar que nos limita y que, muchas veces, además, nos castiga; nos permite pasar a ser los protagonistas de nuestra realidad, porque los pensamientos generan realidades, y, por tanto, podemos hacer un cambio de paradigma y crear el escenario preciso para lograr aquello que anhelamos. Nos permite meter las coordenadas precisas en nuestro GPS interior para llegar hasta donde queremos llegar. Nos permite empoderarnos. Re-empoderarnos.

 

Decía el neurólogo y psiquiatra austriaco Víktor Frankl: “Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”.

Pues bien, la PNL nos permite tener acceso a todos esos cambios. Poderosa herramienta esta que empodera, ¿verdad?.