Fórmulas sencillas para dar aire fresco a tu vida - Curso Coaching Madrid

Fórmulas sencillas para dar aire fresco a tu vida

Cinco valores que suman bienestar a tu vida
Cinco valores que suman bienestar a tu vida
4 junio, 2013
¿Cuánto kilos pesa tu felicidad?
¿Cuánto kilos pesa tu felicidad?
17 junio, 2013
Fórmulas sencillas para dar aire fresco a tu vida

Fórmulas sencillas para dar aire fresco a tu vida

Existen momentos de la vida en los que sentimos que la rutina anida en nuestra alma y necesitamos que el aire de la novedad entre por la ventana para renovar nuestro espíritu con ilusiones nuevas. Sin embargo, en ocasiones las personas quedan a la expectativa de aquello que está por venir, sin darse cuenta de que en realidad, son ellas mismas quienes tienen que buscar nuevas ilusiones en su camino a través de una actitud activa.

¿Cómo lograr este objetivo?

1. Acude con más frecuencia al cine. Ir a disfrutar de una buena película es un excelente plan emocional ya que el cine se convierte en un medio de reflexión sobre uno mismo. Existen películas que pueden inspirarte sobre el arte de vivir en plenitud.

2. Lee poesía porque los versos de los grandes autores son un encuentro directo con la belleza de alma en constante proceso de comunicación. La poesía es el encuentro entre el yo y el tú.

3. Renueva tu armario: coloca en cajas esas prendas que hace tiempo que no utilizas. Y clasifica las prendas de tu armario por colores. También puedes organizar una tarde de tiendas para hacerte un regalo a ti mismo.

4. Elimina de tu agenda de contactos esos números de teléfono que hace mucho tiempo que no utilizas. Haz lo mismo con los correos electrónicos de personas con las que ya no tienes relación.

5. Marca distancia respecto de las tecnologías: en las tardes de verano, aprovecha para dar un paseo descalzo por el césped de un parque apartado de tu ciudad. Busca la intimidad de estar contigo mismo.

6. Decide ser feliz desde este instante sin esperar a que llegue un momento en el que se den unas condiciones ideales para darte el permiso de serlo.

7. Aprovecha el verano como un tiempo de reflexión sobre ti mismo: ¿Qué cambios te gustaría hacer en tu vida a la vuelta de las vacaciones? ¿Qué puedes hacer para mejorar tu vida?

8. Recuerda que la verdadera felicidad surge de darte a los demás. La crisis económica refuerza el espíritu solidario de la ayuda mutua. Puedes animarte a disfrutar de una experiencia como voluntario.

Imagen: Belleza